Ganas de volver a ilusionarme.

A dos semanas del E3, quiero hablar de la ilusión con la que espero la presentación oficial de La Cafetera. Si, ilusión, porque la sensación que tengo últimamente es de: yo esto ya lo he jugado. Esta frase se repite últimamente en mi cabeza con demasiada frecuencia. No sé si es por haberme vuelto más crítico con los años (la experiencia tiene un precio, para lo bueno y para lo malo), por tener (cada vez) menos tiempo para poder jugar, o por que los juegos de hoy en día no son (o no me parecen) tan originales… No me sorprendo con la misma facilidad que antes, me cuesta más engancharme a algún título. Y me fastidia.

Imagen por Quemandocromo

Antes, cuando un juego caía entre mis manos, le ponía toda la ilusión del mundo. La falta de experiencia (y de exigencia) hacía que me sorprendiera casi con cualquier juego. Recuerdo que en la época de NES y SNES, no teníamos la cantidad de información que tenemos ahora sobre cada juego. Me fiaba por lo que me contaban en la contraportada (con unas capturas de pantalla minúsculas), por las charlas/discusiones del patio del colegio y por las revistas que compartía con los amigos. El hype era ese amigo que tenía un tío que viajaba a EE.UU. por trabajo y le traía juegos de los que no había oído hablar en la vida y que no sabía ni que existían. Descubrí que en Japón y en USA las consolas y los cartuchos eran diferentes y me ilusionaba con poder jugar algún día a todos esos juegos.

Ahora, el hype lo inunda todo. Y la verdad, esto ya me sobrepasa. Cada día tenemos nuevas imágenes y vídeos filtrados. De repente aparecen cantidad de rumores que no hacen más que aportar ruido y confusión. Sabemos todo antes de que el juego salga: conocemos la trama, sus giros de guión, todos los personajes (¡hasta los desbloqueables una vez te lo terminas!), todos los finales… incluso gametrailers nos han enseñado fases enteras detallando el gameplay con pelos y señales… Es abrumador.

Ahora que se va a conocer en el E3 la fecha de salida del nuevo Zelda, me he propuesto no leer nada más sobre el juego. No quiero spoilearme. Quiero que al jugarlo por primera vez la música me vuelva a poner la carne de gallina, que la historia me sorprenda, conocer a los personajes por mi mismo, etc. Llamadme iluso, sé que va a ser difícil, pero estoy convencido de que así lo disfrutaré más.

Recuperar la ilusión.

Dentro de dos semanas a estas horas ya se habrá desvelado La Cafetera. Se habrán publicado tropecientos análisis comparativos con PS360, se hablará de potencia gráfica, se especulará con el precio de los juegos, fechas de salida por territorios, etc. Tendremos Nintendo hasta en los telediarios de Matias Prats.

Pero yo de lo que tengo ganas es de ilusionarme de nuevo. De que Nintendo vuelva a hacerme desear comprar una consola. Lo hizo con la SNES, ¡porque iba a ser mejor que la NES! ¿Cómo era eso posible?. Lo volvió a hacer cuando probé en casa de un primo el Ocarina of Time. Sentí la necesidad de hacerme con una N64, ¡necesidad!. Con Project Revolution más de lo mismo. Quería probar esa nueva manera de jugar basada en el movimiento.

Así que, Nintendo, espero que me sorprendas de nuevo. Por mi parte, yo ya he puesto toda mi ilusión en ello. Ahora os toca mover ficha a vosotros 😉

Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,

2 responses to “Ganas de volver a ilusionarme.”

  1. JATCaSh says :

    La emocion en tus palabras se contagia. 🙂

    Al igual, cada vez que me enchufo al internet y me meto en todas las paginas que visito siempre sobre videojuegos, voy viendo los titulos de cada uno de los posts y cualquiera que diga, video, trailer, avance, en X podras, lo elimino de toda posibilidad de “seguir leyendo”.

    Son pocos los casos que como en SSBB, con el DOJO Smash, te vienes enterando de mas de la mitad de las cosas previo al firts play, y aun asi no deja de sorprenderte y maravillarte tan gratamente un videojuego. Lo mejor es esperar a tener un juego en tus manos, tanta informacion y captura de pantalla previas terminan por matarte mas de un detalle que debe reservarse a ese primer e intimo encuentro del jugador con la situacion.

    De mi parte estoy seguro de que Nintendo no nos defraudara en lo mas minimo en este E3, trae el respaldo de un buen puñado de buenos titulos (3DS), el año de lanzamiento de su nueva portatil, el Zelda de Wii, una que otra morralla (Wii Play Motion) bien hecha y por ultimo lo mas importante: Cafe.

    Seguramente muchos nos quedaremos tirando baba.

  2. Daruma says :

    Me siento muy identificado con lo que comentas en los primeros párrafos. Cada vez que te cae un juego nuevo entre las manos hay demasiadas probabilidades de que las mejores pantallas ya te las sepas de memoria antes de jugarlas.
    Por otro lado, hay muchas ganas de un nuevo Zelda de los grandes (sobretodo después de los dos últimos títulos para DS, de lo mas flojo de esta saga), y estoy seguro que este valdrá la pena. Lo que ya no veo tan claro es el futuro de 3DS o la orientación de la nueva consola, y más que ilusión lo que tengo es mucha curiosidad para ver el rumbo que toma todo esto.
    Lo que también seguro va a valer la pena del E3 será el poder olvidar de una vez por todas este horrible nombre de Project Café, el peor nombre en clave que jamás se haya puesto a una consola 😄

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: