Llegó el correo.

Fue en abril de 2008 cuando escribí por primera vez en un blog. Echando la vista atrás y viendo esas primeras entradas me gustaría decir que lo hice con 15 o 16 años, la cara hasta los topes de acné. Pero no, lo triste es que lo hice con una carrera ya terminada y una serie de prioridades vitales entre las que no se encontraba, o no debería haberlo hecho, empezar un blog de videojuegos. Y lo hice.

En descargo de mi conciencia diré que no fue por voluntad propia, o al menos no exclusivamente. El runrún de un hermano pequeño insistiendo para emprender a dobles un blog venía de largo. El plan era el siguiente: Yo, el mayor, le enseñaba a dar los primeros pasos para que él, en unos días, se sintiera fuerte para continuar por su cuenta y riesgo. No pude negarme, igual que años antes le enseñé a pedalear montandome yo primero en la bicicleta para que viese el mecanismo, cogiera valor y se lanzase a intentarlo. Se sintió cómodo leyendo lo que escribía un servidor, me animaba, comentaba e incluso tuvo la caradura de proponerme unos cuantos temas que en principio tenía pensado escribir él. Pero nunca pedaleó.

Todo apuntaba que Modo7 acabaría en el cielo de los blogspot tras cumplir el promedio vital de todo blog amateur sin aspiración alguna. O sea un mes como mucho. Era algo que estaba asumido, y la idea del blog que llevabamos rumiando desde bastantr tiempo iba a desvanecerse sin que nadie se entristeciera por ello. Llegaría su hora y punto, sin lágrimas y sin más bagaje que una nueva cuenta de correo, otra más. Pero al cabo de dos semanas (la mitad de la vida útil prevista) desde el inicio de la andadura cuando algo trastocó los planes. Un email de jolupa de La Gran N y otro de Óscar de RinconGamer pidiendo mi colaboración en sus respectivas webs. Podría decir que me gustó la idea de escribir en medios con una mayor repercusión, o que me sentí halagado porque alguien se había interesado por mis artículos. Y también es cierto, pero estaría mintiendo si no confieso que lo que realmente me regaló el oído fue otro asunto bastante más terrenal: Me mandaban juegos.

Desde ese momento y durante poco más de un año estuve bastante involucrado con los blogs, entrando en un mundo que me era bastante ajeno. De hecho no soy, ni era, lector asiduo de ningún blog, y menos de videojuegos. Y ya que estabamos en la pomada, que menos que intentar hacerlo bien. Me gustó esa experiencia y me sentí bastante gratificado con comentarios, ofertas de publicidad para el blog (si, acepté), portadas en meneame… Joder, hasta me pagaron (poco, pero pagaron) por escribir en Ecetia durante 8 meses, y falto el canto de un duro (vivir en Madrid) para hacerlo en Nintendo Acción.

Lo que quiero decir es que recibí infinitamente más de lo que esperaba al escribir aquellas primeras entradas en Modo7. – ¿Entonces de que te quejas, chinvergüencha? – No me quejo, pero si digo que tengo una espinita clavada, llamenmé lo que quieran -imbécil- pero hay una cosa que no pude conseguir. Sí, jolupa me ha enviado juegos para aburrir, por la mayoría de ellos, excepto un par (Jose, no te perdono lo de Futbolín) hubiera pagado gustosamente, pero nunca pude convencer a una compañía para que me enviasen algo directamente por correo, sin web de por medio. Y mira que lo intenté, incluso recuerdo los emails que mandé a varias compañías, algunos bastante lamentables con frases como se que es triste de pedí, pero más es de robá. Pero nada, cero. No hablo de juegos de WiiWare, que si me han llegado bastantes gracias a una plantilla infalible. Lo sé, es algo que te envía la compañía, y lo recibo de mil amores, entre otras cosas porque previamente se lo he pedido. Pero no me negarán que es un tanto impersonal, se enciende la luz azul de Wii, lo descargas y a jugar. Falta el aroma artesanal de ese paquete que ha viajado miles de kilómetros hasta acabar en tu buzón, la molestia que se tomaron en una oficina cualquiera de escribir tu dirección en el paquete, y el romanticismo de una nota manuscrita junto con el envío.

No es que lo tuviera en mente constantemente, no es algo que me obsesionara si es verdad pero cada cierto tiempo hacía un nuevo intento. No se porque hablo en pasado pretendiendo dar la impresión de lejanía, la última vez fue hace un par de semanas. La idea campesina de la tierra es para quien la trabaja impregnaba los emails, me presentaba como redactor en Ecetia y La Gran N pensando que, si hacen envíos a las webs con mayor razón deberían hacerlo para el que va a escribir sobre esos productos. No, no estoy llamando terrateniente a jolupa. La realidad es que en estos casi 3 años no había podido conseguir este objetivo tan trivial y caprichoso, hasta ahora. El destino ha querido que sea precisamente en un momento en el que me encuentro en la reserva (de combustible y de funciones) blogueril. No puedo decir que ya me pueda morir tranquilo, sería bastante deprimente, pero reconozco que se me pusieron las orejitas de punta y se me erizaron los pelos de la espalda cuando vi un paquete de Austria con brokenrules como remitentes.

Antes de abrirlo tenía ese pensamiento bobalicón ¿que será, será? incluso sabiendo de antemano su contenido. Una memoria usb con motivos de And yet it moves (con el propio juego pregrabado en su versión pc, mac y linux) dos chapas y una nota firmada por todo el equipo. Suficiente para decir que, por fin, llegó el correo.

Anuncios

Etiquetas: ,

About jolupa

Webmaster de La Gran N. Me encanta pasar las horas leyendo, jugando, disfrutando de una buena película o de una buena serie. Me encantaría tener más tiempo para todo y eso y, encima, dedicarle más tiempo a mis hijos y, como de momento no me va a tocar la lotería, pues sigo escribiendo en estos pequeños blogs a la espera de tiempos mejores.

4 responses to “Llegó el correo.”

  1. jolupa says :

    Sr. Juan veo que nunca me vas a perdonar el tema del Futbolín, pero ¡eh! los buenos ratos que has pasado con él no te lo quita nadie. 😛

    Todavía me acuerdo del mail que te envié… La verdad es que me moló mucho la manera que tenías de escribir y el desparpajo que has demostrado con cada una de las entradas, no sólo como periodista de investigación (que con eso te hubierá contratado la gente de DocumentosTV) si no que además has hecho una de las entradas de los Santos Inocentes más divertidas que leí en mucho tiempo, sí, estoy hablando de “El intento de compra de Microsoft a Nintendo”… sin palabras.

    Y tío el día que decidas publicar esa carta estandard que tienes para que te envíen los juegos y decidas cobrar por ella te forras seguro…

  2. vids says :

    Historia de un Grande 😉 . Enhorabuena por conseguir que ¡ por fin !, te hagan un poco de caso, eres el que más se lo merece. Guarda como paño en oro ése USB, bien lo vale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: