Videojuegos y educación: La videoconsola en el aula (V)

Terminamos ya esta serie de entradas en las que relacionamos videojuegos, cultura y educación. Por si andas un poco perdido, aquí os dejamos una relación de las entradas anteriores:

Como dije en la primera entrada y he ido reflejando en las posteriores, soy profesor de secundaria y siempre, incluso cuando era pequeño y sólo jugaba, me ha preocupado la visión negativista que dan los medios de comunicación sobre los videojuegos. Ya en la anterior entrada hablé de la parte cultural y educativa que tienen los videojuegos y mi propósito con esta última entrada es ofrecer ideas de cómo utilizar esos recursos dentro del aula (con lo cual, quizá esta entrada pueda interesar más a un profesor o profesora que a un aficionado a los videojuegos).

Quiero aclarar que, por varios motivos, mis experiencias con videojuegos dentro del aula se centran en 2 videojuegos de la Nintendo DS: Profesor Layton y Brain Training. Pero he hablado con otros profesores y educadores y me han hablado de experiencias diversas con otros juegos que comentaré al final de esta entrada.

El profesor Layton da clases:

Cuando uno estudia el Curso/Máster de Aptitud Pedagógica que le permite, tras licenciarse, dar clase en un instituto o colegio, estudia que el tutor debe fomentar el sentimiento de grupo en los alumnos. De la misma manera, se estudia que se debe trabajar en grupo, incentivar la lectura, las nuevas tecnologías y el razonamiento lógico.

Así pues, la primera actividad que realicé con el Profesor Layton fue en tutoría donde propuse a los alumnos un acertijo semanal que, entre todos, tenían que resolver. Al principio los alumnos estaban un poco escépticos pero cada semana se iban animando y se esforzaban por ser los primeros en resolverlo para ayudar a los demás. Yo, como tutor, tenía una lista con los alumnos que más participaban, los que ayudaban a los demás, etc. Al final del período de juego (fueron 3 meses) los alumnos que más participaron recibieron una bolsa de chucherías que compartieron con sus compañeros de clase (tras hablarles del egoísmo, pues algún “lo he ganado yo y es mío” se oyó).

La segunda actividad la llevé a cabo cuando daba clases de matemáticas. El Profesor Layton ofrece varios desafíos matemáticos o lógicos que permiten trabajar las estrategias para la resolución de problemas y, por otra parte, trabajar la comprensión de los enunciados (curiosamente, en secundaria todavía no leen los enunciados. Situación real que me pasó hará un año: “Es que no leéis los enunciados ni escucháis. Os hago una pregunta: ¿De qué color es el caballo blanco de Santiago?” Respuestas que recibí: “¿Quién era Santiago?” o “¿De qué raza era el caballo? Es que así sabré de qué color es…”).

Pues bien, los días que sabía que no podría hacer clase por el estado anímico de los alumnos (antes de un puente o de vacaciones o viernes a última hora de esos días de humedad o calor) preparaba unos cuantos acertijos que les planteaba y les daba un positivo a todo aquél que lo resolviera y dos al primero que lo hiciera. Parece mentira lo que se interesan cuando hay positivos de por medio.

Entrenamiento Cerebral para calentar las neuronas

En este caso no utilizaba el juego en sí, pero sí que me sirvió para obtener ideas. Para enganchar a los alumnos al principio de las clases he realizado alguna vez (siempre es imposible pues los alumnos se cansan y pierde efectividad y, materialmente, no hay tiempo) los siguientes pasatiempos basados en Brain Training.

El primero de ellos es un cuestionario rápido de operaciones sencillas: sumas, restas, multiplicaciones y divisiones. Puede hacerse individualmente, es decir, a cada alumno una pregunta: Álex: 2+1, Petra: 4×6…; o utilizando la última respuesta (este funciona mejor para que mantengan la atención): Juan: 13×2, Eva: réstale 6…

El segundo es escribir en la pizarra letras para que los alumnos encuentren qué palabra es. Por ejemplo: l, a, b, n ,o = balón. Éste ejercicio también puede servir para repasar conceptos clave del tema.

Aprendemos a trabajar en equipo

Esta experiencia no la he llevado a cabo nunca pero algún profesor me ha comentado su experiencia. Se trata de llevar a los alumnos al aula de informática, hacer equipos y enfrentarlos en algún juego bélico. Así se trabajan: la organización, el trabajo en equipo, los reflejos y, según el juego, se puede aprovechar para hacer alguna anotación histórica.

Tengo que añadir que en internet se pueden encontrar cientos de aplicaciones que simulan experimentos y que permiten jugar con todas las variables que ofrecen para estudiar los resultados. Es cierto que no son videojuegos en sí, pero seguro que nacieron de esos famosos juegos de simulación de aviones.

Espero que estas entradas os hayan servido para reflexionar sobre los videojuegos, para ver más allá de lo que nos muestran los medios de comunicación y para descubrir las posibilidades educativas que ofrecen los videojuegos en el aula. Espero vuestros comentarios, sugerencias, experiencias (si tenéis alguna) y, por qué no, cuestiones sobre posibles aplicaciones en el aula de juegos concretos. Ahora mismo se me ocurre una con el odiado (?) Wii Music: medir la capacidad de compenetración en equipo (educación física) y el ritmo de los alumnos, básico en música.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , ,

About jolupa

Webmaster de La Gran N. Me encanta pasar las horas leyendo, jugando, disfrutando de una buena película o de una buena serie. Me encantaría tener más tiempo para todo y eso y, encima, dedicarle más tiempo a mis hijos y, como de momento no me va a tocar la lotería, pues sigo escribiendo en estos pequeños blogs a la espera de tiempos mejores.

3 responses to “Videojuegos y educación: La videoconsola en el aula (V)”

  1. Beatriz Marcano says :

    Feripekun, qué alegría me da encontrame con post como este. Justamente quiero contactar con docentes de secundaria que tengan experiencias con videojuegos en el aula y que estén en la línea de la concepción positiva de los videojuegos como fuentes de entretenimiento, de desarrollo de habilidades personales y de abordaje de aspectos curriculares. Creo que más lento que rápido se van incorporando los videojuegos en el aula, pero ya es algo.(Videojuegos a punto de ingresar en las aulas http://www.lagaceta.com.ar/nota/422665/Informacion-General/videojuegos-punto-ingresar-aulas.html)
    Ejemplos como los que expones aquí animan a los colegas, sobre todo por el énfasis en las actitudes a fomentar, como el trabajo en equipo y la atención (lectura de enunciados).

    Por otra parte me interesa bastante poder contactar con esos colegas que han usado juegos bélicos para fomentar el trabajo en equipo. Realicé un trabajo con jugadores online y sería muy interesante continuar sumando experiencias.
    Un resumen aquí: Jugabilidad, gráficos e interacción social las mayores motivaciones para jugar Call of duty http://edwargame.blogspot.com/2010/11/jugabilidad-graficos-e-interaccion.html

    Un saludo cordial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: