Videojuegos y educación: La violencia (II)

Continuamos la serie de entradas sobre videojuegos y educación sobre otro prejuicio sobre los videojuegos. Poco a poco llegaremos a donde queremos llegar, la aplicación de videojuegos en la enseñanza, pero hay cosas que se tienen que hablar para evitar que luego se le echen a uno encima.

Quizá el prejuicio más extendido e incomprensible, desde cierto punto de vista, es que todos los videojuegos son violentos o, dicho de otra manera, provoca que las personas se vuelvan violentas y agresivas.

Ojo, es cierto que mucho videojuegos son violentos y que muchos asesinatos producidos por jóvenes han tenido como raíz un videojuego, pero ¿es el videojuego (o el creador) el responsable?

Hace unos años en Australia hubo unos asesinatos en serie porque uno quería reproducir lo que pasaba en la película Scream. Aunque se supo que seguía el patrón de la película, a nadie se le ocurrió pedir la prohibición de la película ni de sus secuelas.

¿Por qué cuando se habla de un videojuego se produce radicalismo y movimiento social? Por desconocimiento.

La violencia forma parte de nuestra cultura (desgraciadamente):

  • En las noticias todo son catástrofes, asesinatos, etc. Mallorca, por ejemplo, sólo sale en las noticias nacionales si ha muerto alguien, ya puede venir Elton John a tocar que nadie de la península se entera.
  • Las películas que más se ven son las que tienen violencia, tiros, asesinatos, etc.
  • Los programas del corazón venden las peleas por herencias, maridos, mujeres, perros, etc.

Es lo que la sociedad consume y es lo que los productores venden. ¿Es correcto? No, pero es negocio. Por algo existe un organismo que se encarga de señalar para qué rango de edades está permitido un juego (o película) y es responsabilidad de los consumidores mentalizarse de ello.

No, no todos los videojuegos son violentos aunque sea la imagen que dan en los reportajes especiales sobre lo peligrosos que son. No me acuerdo cuando fue, porque era pequeño, pero en TV3 dieron un reportaje sobre violencia y salía Mario… ???? En fin, supongo que puede crear adictos a aplastar setas y tortugas… O ¿a consumirlas? Pero ese es otro tema…

Quien no quiere violencia, tiene una amplia gama de videojuegos sin violencia. Quien quiere, la tiene. Pero lo que la sociedad tiene que comprender es que si un niño de 12 años quiere jugar al Silent Hill, no debe estar bien visto, pues es un juego +18.

Me contaba un amigo que trabajaba en una famosa cadena de tiendas de videojuegos que una vez entró un niño a por un juego para adultos. Obviamente, el vendedor le dijo que no se lo podía vender porque no tenía la edad adecuada al juego y que le podía asesorar en encontrar otro igual de bueno al que pudiera jugar. Después de unos minutos, el niño se fue enfadado. Cual fue la sorpresa de mi amigo cuando el niño volvió con el padre y, tras pegarle la bronca, el padre compró el juego para “su niño”.

Escenas así son las que no se tendrían que producir y son las que causan que la sociedad sea violenta, no por el juego, sino por la manera de conseguirlo. Y es que no nos damos cuenta, pero todos nuestros actos son ejemplo para los más pequeños: desde los padres y los profesores, hasta los vendedores, actores, jugadores de fútbol, conductores de autobús, etc.

Una vez más, la prohibición no es la solución, si no que se lo digan a los alemanes: en Alemania se han disparado las importaciones de videojuegos vía internet. Disminuir la violencia de los videojuegos tampoco soluciona el problema: Resident Evil de NDS con la sangre verde no es lo mismo… Se trata de encontrar el equilibrio entre lo que a uno le gusta y lo que es correcto y, sobretodo, repito, son los padres los que deben controlar a qué juegan sus hijos y el punto de vista que dan. Hasta el juego más inocente se puede convertir en violento si se fomenta esa parte del juego: insultar a la pantalla cuando se pierde, lanzar el mando, etc.

Por último, no por jugar a juegos violentos uno empieza a matar a diestro y siniestro… En esos casos hay otros problemas detrás: familiares, conductuales, mentales… Que deben tratarse como lo que son y no como una consecuencia de la caja tonta, del cine o de los videojuegos.

Etiquetas: , , , , ,

About jolupa

Webmaster de La Gran N. Me encanta pasar las horas leyendo, jugando, disfrutando de una buena película o de una buena serie. Me encantaría tener más tiempo para todo y eso y, encima, dedicarle más tiempo a mis hijos y, como de momento no me va a tocar la lotería, pues sigo escribiendo en estos pequeños blogs a la espera de tiempos mejores.

One response to “Videojuegos y educación: La violencia (II)”

  1. .teri says :

    El problema es que los padres se creen que son juegos “para niños”, aunque un juego salga chorretones de sangre, y tienen que ser buenos padres y comprar su juego para ver al niño contento y se calle.
    Reconozco que he llegado a instultar al personaje en cuestión de Smash Bros Brawl cuando estaba entrenando con él y me bloqueaba una y otra vez con su escudo y aprovechaba para agarrarme y lanzarme por ahí, Me daba un corage que lo hiciese una y otra vez…. ^^U.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: