Videojuegos y educación: La adicción (I)

En estas fechas en las que se dispara la venta de ocio electrónico conviene que reflexionemos sobre los videojuegos y eso es lo que propongo en esta entrada y en las que la seguirán. Reflexionaremos analizando, primero, los supuestos peligros causados por el hábito de jugar y, posteriormente, los usos positivos de los juegos.

Si hay un tema que siempre me ha interesado ha sido la aplicación de los videojuegos en la enseñanza. No estoy hablando de poner a los estudiantes una pantalla de televisión y un mando o una consola portátil con multitud de juegos sobre el pupitre, si no de utilizar los videojuegos como instrumento de enseñanza en el aula (y fuera de ella).

Los padres, los profesores y los educadores (dejadme escribir todo en término neutro porque si tengo que especificar masculino y femenino no acabaremos este post nunca) siempre han advertido sobre los peligros de los videojuegos: adicción, violencia, pérdida de tiempo… Sobre estos “peligros” se han escrito cientos de libros, se han realizado multitud de estudios y se han dedicado cientos de programas de televisión y horas de tutoría.

Para empezar, vamos a dedicar este primer post a hacer una pequeña aclaración: según la Real Academia Española…

adictivo, va. adj. Dicho especialmente de una droga: Que, empleada de forma repetida, crea necesidad y hábito.

Y

adicto, ta. (Del lat. addictus) […] Dicho de una persona: Que está dominada por el uso de alguna droga o por la afición desmedida a ciertos juegos.

¡Uy! Ya la hemos liado… ¡Sólo figuran los juegos!

A mi modo de ver algo es adictivo cuando te obsesiona de tal manera que se vuelve tu prioridad, por encima de familiares, amigos e, incluso, necesidades fisiológicas básicas como comer y/o dormir. Así, puede haber adictos a los videojuegos, pero también a libros, películas, series, deportes, etc. Aunque hay que reconocer que estas adicciones están mejor vistas (¿por eso no figuran en la RAE?)

Sigamos tirando del hilo: es verdad que quien juega tiene más riesgo de convertirse en adicto que uno que no juega pero, seamos serios, ¿cuántos jugadores conocéis? ¿A cuantos clasificaríais como adictos?

Entonces, lo primero que hay que hacer es controlar a los niños (sí, también a las niñas y adolescentes) el tiempo de juego. Igual que cuando están jugando a fútbol, o a otro deporte o viendo la televisión, hay un momento que les paramos y reflexionamos con ellos que deben descansar, beber y comer, también debemos hacer eso con los videojuegos. Éstos no se pueden convertir, como durante años fue la televisión, en la guardería, porque “así al menos están callados” como he oído decir por ahí.

No estoy hablando de poner en su horario de actividades extra-escolares un hueco de una hora donde ponga “Jugar a la consola”, sino de que si el niño (¡o adolescente!) no tiene nada que hacer porque ha acabado los deberes, no puede quedar con un amigo por x motivos y no le gusta lo que dan por la tele o, simplemente, quiere jugar un rato para entretenerse, pueda hacerlo sin más restricción que el tiempo.

El siguiente paso es compartir su experiencia. No estoy diciendo que los padres se pongan a jugar con sus hijos a la consola u ordenador, pero sí interesarse por el juego (de qué va, cómo se juega, etc.) y hablar con el niño, hacerle ver que lo que está pasando en pantalla es como lo que pasa en un libro o en una película: FICCIÓN. De lo que trate el videojuego es igual (siempre dando por supuesto que el juego es adecuado a la edad del niño) siempre veremos cómo lo enfoca, qué le gusta y cómo se lo toma cuando pierde. Según sus reacciones los padres deben tomar medidas o reflexionar con el niño, cosa que, actualmente no pasa. Si supieran los padres qué juegos compran a sus hijos y porqué les gusta jugar no se daría el caso de niños de 8 años jugando al Grand Theft Auto para “matar prostitutas” (por no usar el propio lenguaje del niño que me lo dijo) y no se consideraría éste un juego peligroso (sino lo que es: un juego +18).

Que un niño o adolescente quiera jugar no es preocupante; que el juego sea violento, si es adecuado a su edad, tampoco; pero que le guste matar o pierda los nervios si pierde, sí que lo es.

Una vez hecho esto, las posibilidades de que el niño sea un adicto se ven reducidas a cero y habremos ganado mucho: mejorar las relaciones familiares, rebatir la visión catastrofista que muestran los medios de comunicación y, como profesor que soy esto me interesa, mejorar el rendimiento académico de nuestros jóvenes. Si me pagaran un euro por cada vez que he oído “no he hecho los deberes porque estaba jugando” o “no he dormido mucho porque estuve jugando”, estaría de vacaciones permanentes en Hawai (y sólo llevo dos años dando clases). A todo esto:

  • ¿Y tus padres qué dicen?
  • No lo saben

Después hablas con los padres:

  • ¡Uy! No lo sabía. ¿En serio? Es que, claro, tiene el ordenador y la tele en la habitación y está taaaaaan callado… ¡Pero es muy buen niño!
Anuncios

Etiquetas: , , , ,

About jolupa

Webmaster de La Gran N. Me encanta pasar las horas leyendo, jugando, disfrutando de una buena película o de una buena serie. Me encantaría tener más tiempo para todo y eso y, encima, dedicarle más tiempo a mis hijos y, como de momento no me va a tocar la lotería, pues sigo escribiendo en estos pequeños blogs a la espera de tiempos mejores.

10 responses to “Videojuegos y educación: La adicción (I)”

  1. Albir says :

    Muy buen aporte, y muy de actualidad. Es grave el tema del “mientras no me de la vara”, con el que se despreocupan los malos padres, madres y tutores, sobre todo porque también es responsabilidad de los educadores inculcar la responsabilidad en sus hijos y/o alumnos.

    Es crucial que ponga prioridades al ocio junto con el resto de actividades, incluyendo la atención a los estudios, las horas de sueño y por supuesto, otras actividades lúdicas en el exterior o en casa, pero que haya variedad y sobre todo, que no haya “ansiedad”.

    Desde luego, los de la RAE son tendenciosos que no veas… “ciertos juegos…”, seguro que los que lo escribieron jugaban D&D y nos miran por encima del hombro 😄

    Siempre a habido adictos a las series, a los juegos de tablero, a las fiestas/discotecas… como siempre, autocontrol y responsabilidad.

  2. .teri says :

    Con los videojuegos +18 pasa más o menos parecido al tabaco: el/la niñ@ (lol) lo juegan para sentirse maduro y creerse mayorcito; pobres ilusos… Y lo peor de todo es que los padres ni le interesan qué tipo de juegos están jugando los niños o, más inri, lo saben perfectamente y juegan con ellos a esos juegos. Después llegan los palos.
    Reconozco que estuve enganchado a los sims que hasta se me olvidó comer y estuve hasta las primeras horas de la mañana…. y desde entonces no he vuelto a jugar más a los sims.

  3. HVN says :

    Completamente de acuerdo contigo Jolupa. A los chavales hay que dejarlos jugar estableciendo cotas temporales. A mí me lo hacían de pequeño, y me fastidiaba, pero está claro que no se puede estar todo el día ahí metido.
    Por otro lado, es bueno acompañar al hijo en su juego e incluso jugar con él, anda que no me gustaba a mí que mi padre jugase conmigo a esos juegos de dobles, es de las cosas que con más alegría recuerdo de mi infancia.

  4. jolupa says :

    🙂 el problema HVN es que soy omnipresente y estoy en todos los lados…

    Muy buen artículo y va mejorando con los que siguen, en total hay 5 preparados y esperando en la recamara su publicación, tendréis uno por semana, que estas cosas hay que digerirlas bien y recapacitarlas para que nos lleguen y hagan reflexionar.

    Sin lugar a dudas mis niños no juegan solos a la consola. O estoy yo jugando con ellos o estoy en el comedor viendo como juegan y supervisando en todo momento que los piques entre hermanos no lleguen a más…

  5. sinuhloa says :

    ‘Los padres, los profesores y los educadores (dejadme escribir todo en término neutro porque si tengo que especificar masculino y femenino no acabaremos este post nunca)’

    De hecho es la forma correcta… si te pones a especificar masculino y femenino suenas como una hembrista 😄

    Aparte de eso, muy buen articulo.

  6. online betting says :

    Amazing blog! Is your theme custom made or did you download it from somewhere?

    A design like yours with a few simple tweeks would really
    make my blog shine. Please let me know where you got your theme.
    Thanks a lot

Trackbacks / Pingbacks

  1. La Gran N en el ranking de Wikio. // jolupa - marzo 7, 2011
  2. Cajón de Sastre #5 | No Más Hype - julio 6, 2011

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: