Análisis: And yet it moves

Hace tiempo que le estábamos siguiendo la pista a este juego y, aunque han pasado unos meses desde que salió en WiiWare, es de justicia dedicarle una entrada en la renovada La Gran N. And yet it moves es obra de Broken Rules, un pequeño grupo de estudiantes austriacos que un buen día ponen en común su talento para crear un videojuego.


Antes de comenzar tengo que confesar que cuando se anunció la versión de WiiWare fui como alma que lleva el diablo a probar la demo en Mac (cuya versión completa analizó Azel Dragoon en su blog), y la primera impresión no fue todo lo satisfactoria que hubiera deseado. Por varias razones, principalmente porque soy de los que creen que un teclado está pensado para escribir, y jugando me siento un tanto extraño. Y por otro lado, dejando ya manías personales, aunque me pareció muy interesante la propuesta de And yet it moved, me topé con una limitación jugable que no esperaba, sobre la que me detendré a lo largo del análisis y que afortunadamente ha desaparecido en esta versión de WiiWare.

¿De que va And yet it moves? Pues de plataformeo puro y duro en dos dimensiones. Pero no en el sentido que lo hemos conocido hasta ahora de pantallas lineales de scroll lateral que ha dado cientos de productos clónicos siguiendo el patrón de Super Mario Bros. Muy al contrario, una compañía llamada Broken Rules ha hecho honor a su nombre y literalmente ha roto las reglas sagradas del género para conseguir algo que se distingue del resto de plataformas convencionales.

La premisa es la misma de siempre, llegar a la meta, pero el modo de hacerlo difiere bastante porque no solo movemos el personaje sino que podemos (y debemos) girar el escenario para acceder a nuevas plataformas. La única ley que no han variado es la de la gravedad, merced a la cual podemos posarnos en lo que antes era el techo y que hemos hecho girar hasta quedar bajo nuestros pies. Es lo más parecido a las 3D que se puede hacer sin salir de las 2D. Todo el juego gira en torno a esa mecánica, y combinando movimientos, saltos y giros de escenario derrotaremos enemigos finales, resolveremos puzzles, o encontraremos salidas a laberintos. Cobra tanta importancia el giro de escenario que podríamos (de hecho un logro así lo premia) completar una fase únicamente moviendo el escenario sin que el personaje de un solo paso o salto, pero no podríamos ir más allá de unos metros sin mover la pantalla.

Sobre esa base en cada pantalla ponen nuevas ideas sobre el tapete, dandole una vuelta de tuerca más <— Juego de palabras obligado y tontorrón que viene que ni pintado en And yet it moves. Al mover el escenario también interactuamos con los elementos móviles del mismo, y, por ejemplo, unos inocentes pedruscos en el camino pueden dar paso a una avalancha poco deseable, o tal vez podamos usarlo a nuestro favor cambiando su trayectoria para librarnos de un enemigo que nos obstaculiza el paso. Rotar la pantalla también puede tener efectos adversos por la ley de la gravedad, y son las caídas desde una altura considerable que pueden hacer trizas al protagonista. lo que necesita de la pericia del jugador para manejar al personaje, la gravedad y hacerlo compatible con las nuevas plataformas. En escenarios abiertos podemos perder la orientación con bastante facilidad, ahí es donde toman importancia los checkpoints que, aparte de salvar la posición, también sirven para indicarnos la dirección hacia la que tenemos que dirigirnos para no dar vueltas innecesarias.

Otro aspecto curioso es la inexistencia de límite de vidas. Cuando el personaje muere vuelve a aparecer en el checkpoint como si nada hubiera pasado. Y, en un juego de estas características no me parece mal quitar un sistema de vidas propio de máquinas recreativas y que desde hace años no sirve más que para acumular vidas extra de forma absurda (esos Super Mario Galaxy pasados con 99 vidas…) y Game Overs cuyo sentido hace tiempo que pasó en determinados juegos. Tampoco hay muchos enemigos en el sentido tradicional del término, apenas uno al final de cada mundo. ¿Quiere decir eso que es un juego fácil? No me considero ni demasiado paquete ni jarcor de manual, pero mi marcador de vidas perdidas al completar el juego superaba holgadamente las dos centenas, y tras pasar por las infernales fases de bonus he duplicado esa cantidad.

La limitación jugable en la versión de PC/Mac que mencioné antes no es otra que posibilitar las rotaciones únicamente en ángulos de 90º. Servidor esperaba un control total sobre escenario y me encontré un tanto encorsetado. En Wii si es posible girar el escenario como estimemos conveniente gracias al sensor de movimientos, algo que posiblemente nos facilite la tarea pero también se siente mucho más natural al jugarlo. Aún así, para los nostálgicos, han incluido el modo 90ª como desbloqueable. Para la jugabilidad han optado por contentar a todos, pudiendo manejarlo con el wiimote (girando con el mando), wiimote+nunchuk (girando con el puntero), o con el mando clásico (girando con los botones L+R), y todos cumplen su cometido, así que ninguna pega.

El aspecto gráfico es cuanto menos desconcertante. Hecho a base de fotografías convertidas en texturas e insertadas en recortes de papel, a modo de collage. Durante el primer mundo, ambientado en una cueva, se le nota estilo aunque se siente bastante cutre, con el segundo, la jungla, sentiremos que empieza a encajar, pero no será hasta el tercer y último mundo, con la psicodélica floral, cuando uno no tiene más que rendirse y admitir que es una genialidad lo que han hecho. Así que cuando lleguemos a la original secuencia de créditos sólo quedará levantarse y aplaudir. Para el apartado sonoro han optado por el mismo camino, con efectos de sonido y banda sonora muy caseros y experimentales que también funcionan, especialmente en las últimas fases, pero a ratos pasan totalmente desapercibidos. No es un estilo artístico que vaya a agradar a todo el mundo, es muy peculiar, pero el encanto es innegable. El juego es una delicia jugable, pero el último mundo por si solo ya vale los 1000 puntos Nintendo, tanto por los puzzles ingeniados para el colofón final como por un apartado artístico que destapa todas sus esencias.

Ahora vienen los peros: es un juego corto. Y es algo que uno ya duda si poner o no al hablar de WiiWare, porque es algo en lo que pecan prácticamente todos. Si, es bastante rejugable, pero el modo principal, hasta ver los originales créditos, me llevó completarlo poco más de un par de horas, y si le sumamos las fases extras, los logros, y los modos adicionales (maratón, contrarreloj, vidas limitadas y giros limitados) pues podríamos doblar esa duración, especialmente si nos picamos a mejorar el ranking o no paramos hasta tener el 100%. Es el único punto en que la versión PC/Mac le toma delantera, porque si bien en WiiWare tenemos exclusivos modos extra, también es verdad que nos quedamos sin un ranking online como el que disfrutan en PC/Mac y que siempre da vidilla extra a cualquier juego. El otro problema que le encuentro a And yet it moves es que el motor gráfico que a ratos tironea, y es una pena que un entorno visual tan original no se mueva en todo momento con la fluidez que se merece. Es un dato a tener en cuenta, aunque algo comprensible sabiendo que es el primer juego de Broken Rules.

No se si serán los años, un chovinismo latente o una mera constatación de la realidad, pero de un tiempo a esta parte soy un europeista convencido en el terreno videojueguil, y ver que en WiiWare los mejores juegos son producto del viejo continente me despierta el orgullillo. Jett Rocket, Art of Balance, Max & the Magic Marker, Lostwinds, Swords & Soldiers, NyxQuest, Dive… A esa lista hay que sumar desde ya a And yet it moves, austriaco de nacimiento, por su calidad, originalidad y lo refrescante que es su propuesta en el vetusto género de las plataformas.

http://www.goear.com/files/external.swf?file=760b6b5

Título: And Yet it Moves | Desarrollador: Broken Rules | Distribuidor: Nintendo | Plataforma: WiiWare | Puntuación: 8,5

Etiquetas: , ,

About jolupa

Webmaster de La Gran N. Me encanta pasar las horas leyendo, jugando, disfrutando de una buena película o de una buena serie. Me encantaría tener más tiempo para todo y eso y, encima, dedicarle más tiempo a mis hijos y, como de momento no me va a tocar la lotería, pues sigo escribiendo en estos pequeños blogs a la espera de tiempos mejores.

Trackbacks / Pingbacks

  1. Rincón Musical: And Yet It Moves | Gamikia - mayo 30, 2011

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: